1 de abril de 2017

Mantenimiento de San Remo 635 + Suzuki 115



Hace un par de semanas tocó varada anual. Todos los años la solemos hacer más o menos en la misma fecha para que nos dure la primavera y, al menos, el principio de verano.
El mantenimiento anual consta de, por una parte, la limpieza del casco y la aplicación del antifouling y por otra el mantenimiento del motor. Ni que decir tiene que un buen mantenimiento es básico para la duración tanto del motor como del casco en buen estado.


LIMPIEZA DEL CASCO Y APLICACIÓN DEL ANTIFOULING

Como no dejamos que el casco críe mucho verdín ni caracolillo la limpieza de éste nos resulta bastante fácil. Cabe decir que no en todas las zonas el caracolillo se reproduce por igual. Dependiendo de aspectos como la temperatura o la contaminación del agua donde se encuentre el barco pueden hacer a veces necesario el mantenimiento incluso antes del año. Bajo nuestra experiencia y opinión personal, hacemos una segunda varada y pintado rápido pasados unos meses, cuando notamos que el casco ya está algo sucio, puesto que el aumento de consumo que se produce conlleva mayor gasto que un limpiado y pintado rápido.
La limpieza del verdín y el caracolillo la realizamos con un pequeño rascador y una máquina de agua a presión, fácil y rápido.
Para la aplicación del antifouling se utiliza un rodillo de espuma o de pelo corto, ayudándonos si es necesario de una pequeña brocha para los rincones más difíciles.
Nosotros últimamente usamos la patente Titán Vinílica, que a buen precio nos da buenos resultados. La San Remo 635 lleva unos 2 litros para una capa generosa.

Una vez aplicada una buena capa debemos dejar secar unas 12h antes de echar el barco al agua.




MANTENIMIENTO DEL MOTOR

Es la parte más importante del mantenimiento de un barco. A continuación os muestro la tabla de mantenimiento que recomienda el fabricante Suzuki en su manual de taller.
 

Empezamos con los cambios de aceites. El fabricante recomienda cambiar el aceite del motor cada 100h. Además los motores más modernos cuentan con una alarma que te avisa cuando llegas a esas 100h, mostrándote un testigo que te recuerda que te toca ya cambiarla. Hay armadores que cambian el aceite desde el propio pantalán, con el barco en el agua, con la ayuda de una bomba. Este método no es del todo de nuestro agrado y siempre cambiamos el aceite con el barco en seco, y vaciándolo a través del tornillo de drenaje del cárter. Se recomienda calentar un poco el motor para que el aceite esté más líquido y salga mejor, pero OJO, no se puede arranchar en seco, tendríamos que poner un bidón con agua en el motor.
El motor Suzuki 115 lleva 4.5l de aceite SAE 10W-40, la recomendada por el fabricante. 
El filtro de aceite recomiendan cambiarlo cada 200h.
Cada 100h también hay que cambiar el aceite de la cola. Este también se vacía mediante un tornillo que está en la parte inferior de la cola. Lleva 1050ml de aceite SAE #90. Es recomendable cada cierto tiempo cambiarle la junta al tornillo para que no se produzcan pequeñas fugas de agua que estropean el aceite. Para introducir el aceite nos podemos ayudar de unas bombas que venden en cualquier tienda de mecánica. Nosotros usamos una casera.



Las bujías, el fabricante manda a revisarlas cada 200h y en caso del más mínimo síntoma, cambiarlas.
La turbina de la bomba de agua también recomiendan cambiarla cada 200h.

Por último nos queda una de las partes elementales del mantenimiento: los ánodos. El suzuki 115 lleva 7 ánodos, 4 en el bloque de motor, uno en la cola, y dos en el trim.
El fabricante recomienda inspeccionarlos cada 100h, nosotros los ánodos del bloque motor y trim los cambiamos cada 100h SÍ O SÍ, son los que más sufren. Y los demás según su estado.




Y esto sería más o menos en que consiste el mantenimiento anual de la embarcación. Cabe decir que ni somos mecánicos ni tenemos grandes nociones, estos procesos los puede hacer cualquiera con un poco de ganas y se ahorrará MUCHO dinero.


Un saludo y buena pesca.

15 de febrero de 2017

Sakura Trinis 712 MH




Llevábamos tiempo detrás de esta caña de spinning y ya por fin os la puedo mostrar. Se trata de la caña Sakura Trinis 712 MH.
La gama Trinis de Sakura viene a sustituir a la gama Shinjin y Shinjin Neo anteriores. Esta cuenta con las mismas características que la Shinjin 712 y la Shinjin Neo 712 que ya llevan años en el mercado y están muy testadas.



Elegimos este modelo de caña por su polivalencia. Buscábamos una caña de spinning en mar con la que pudiéramos capturar caballas, pescar al curricán costero, nos sirviera para pescar robalos al vivo y también para mover vinilos de entre 40-60g. O sea polivalente en pesca ligera.
Estas son sus características:


Está fabricada en carbono Mitsubishi Japan IM30T + HM36T y cuenta con una acción Medium Heavy o rápida, esto quiere decir que la mayoría de la curvatura se encuentra en el tercio superior. La hermana Trinis 702 MH tiene las mismas características pero la 712 es de un solo tramo, con empuñadura desmontable, mientras que la 702 es de dos tramos. El ser monotramo la hace más parabólica y con una acción algo más lenta, pero también más progresiva. Cuenta con una punta flexible pero con una reserva de potencia muy buena en el blank.

Como la mayoría de cañas Sakura, cuenta con anillas de Alconite FUJI K, unas anillas magníficas para la pesca con líneas trenzadas y con muy buena resistencia al ambiente marino. Unas de las mejores del mercado sólo superadas por las Fuji K de material SIC.


24 de enero de 2017

Fabricar boyas para pescar al vivo



Son muchos los pescadores que nos preguntan acerca de nuestras boyas. Una última charla esta semana acerca de ellas me ha animado a explicarlo a través de un artículo.

PARA QUÉ SIRVE

En primer lugar me gustaría aclarar para qué sirve la boya pescando al vivo. Su función no es más que la de separar el plomo del fondo para evitar que enroque, además de permitir alejar los aparejos del barco, permitiéndonos pescar con más cañas sin que se enreden.
El uso de boyas nos permite tocar varias piedras estando fondeados en un lugar fijo.


MATERIALES

  • Para fabricar nuestras boyas usamos bolas de porexpan que venden en cualquier chino para hacer manualidades. Usamos unas de diámetro aprox 12cm, unas boyas demasiado grandes son muy difíciles de hundir y por tanto marcan peor las picadas.
  • A la boya le añadimos un cáncamo inoxidable, donde irá enganchada. Este lo podemos encontrar en cualquier tienda náutica. 
  • Unas pinzas de curricán de fondo, que nos permitirá fijar la boya y que suelte cuando se produzca la picada.
  • Nos harán falta además dos grilletes grandes.
  • Cola de carpintero para fijar el cáncamo y endurecer la bola. Un pincel para aplicarla.
  • Pintura de un color llamativo. Mejor que esta no lleve disolvente, puede comerse el corcho.


FABRICACIÓN

Lo primero que debemos colocar es el cáncamo, esto nos permitirá trabajar con la bola más comodamente. Introducimos el tornillo del cancamo en la bola, lo retiramos, echamos cola en el hueco que deja y lo volvemos a colocar. Debemos esperar unas 24h que la cola del interior de la boya se endurezca para poder empezar a trabajar.


Una vez esté seco, damos un par de manos de cola por toda la bola. Esto endurecerá un poco la superficie de esta, impidiendo además que la pintura se coma al corcho.
A continuación tocan las manos correspondientes de pintura, sed generosos.


Con todo pintado y seco ya solo nos queda colocar las pinzas y el grillete. El grillete nos servirá para engancharlo a la línea de pesca y que cuando la pinza se suelte, la boya no se pierda.



¡Nos vemos en la mar!

1 de enero de 2017

¡Feliz 2017!



El equipo Giráldez os desea un feliz nuevo año, y que venga cargado de buenas jornadas de pesca. Esperamos que estos temporales de levante que estamos teniendo nos den una tregua y podamos salir pronto a tomarle la temperatura a las piedras.

¡Feliz 2017 amigos!

19 de diciembre de 2016

¡Nuestra primera publicación!



¡Estamos muy emocionados!
Este mes ha salido publicado nuestro primer artículo para una revista de pesca. El artículo se titula "Corvinas al vivo desde embarcación" y en él contamos nuestro método para realizar capturas de corvinas en nuestra costa.

Es todo un honor que una revista tan importante a nivel nacional como es 'Pesca A Bordo' cuente con nosotros para la elaboración de esta publicación, además de ser portada para este mes.



Podéis leernos en la edición de Diciembre de la revista Pesca A Bordo, disponible en kioskos o en su página web.

9 de diciembre de 2016

Fin de la temporada: recopilación de vídeos



Ya entrados en Diciembre y entre temporal y temporal ha llegado la hora de decirle adiós a la temporada de la corvina. Ha sido una temporada rara, muy tardía y ha costado muchísimo sacar corvinas. Pero teniendo en cuenta que veníamos desde el dique seco durante 3 años, que empezamos tarde la temporada y el poco pescado que ha salido este año, la temporada la podríamos catalogar de muy buena.

Aquí os dejo una recopilación de algunos vídeos de la temporada.















28 de noviembre de 2016

Cuatro reinas

 

Aún siguen por aquí, aunque no sabemos hasta cuando y la sucesión de temporales no nos dejan pescar.

El día empezó con un desagradable oleaje del Este, no había mucho viento, pero estaba metido del día anterior.
La primera pieza y más pequeña, salió a jigging ligero. Es un disfrute sacar una pieza así con una caña de spinning tan fina. Esto nos puso alerta, el banco estaba ahí y había que intentar engañarlo.


Peeeeero no quisieron más muestras y prefirieron el cebo vivo. Dos bonitas picadas casi seguidas trajeron la alegría a bordo, seguimos teniendo suerte.


Ya en los minutos finales de la jornada, cuando pensábamos en venirnos a puerto, una última picada puso el broche final al día de pesca. El viento roló al suroeste y este trajo la calma. El mar se quedó como un plato, y la temperatura era bastante agradable para las fechas a la que estamos.




No nos queda más que agradecer al mar todo lo que nos regala. Hay que ser agradecido, cuidarla y respetarla, y algún día te lo recompensará. El "soy el mejor y sólo yo conozco las piedras" se lo dejo a otros. Cada uno allá con sus egos.

¡BUENA PESCA!